Francisco Javier Bravo Córdoba defendió el pasado 20 de diciembre la tesis doctoral titulada “Evaluación biológica de escalas de artesas para algunas de las principales especies de peces Ibéricos” realizada bajo la dirección del Dr. Francisco Javier Sanz Ronda (Universidad de Valladolid) y del Dr. Sergio Makrakis (Universidade Estadual Do Oeste do Paraná-Brasil). El tribunal evaluador estuvo compuesto por la Dra. Maria del Mar Torralva, el Dr. Vittorio Vaglione, el Dr. Pedro M. Leunda, el Dr. Francisco José Oliva-Paterna y el Dr. Paulo Branco.

Hasta la fecha y especialmente en el ámbito mediterráneo, son muy pocos los estudios que evalúen y aseguren el buen funcionamiento de las escalas o pasos de peces. Con este trabajo, se ha profundizado en una metodología y análisis de resultados que puedan servir de guía para tal fin.

Para ello, se ha trabajado fundamentalmente con sistemas de seguimiento de fauna a través de tecnología PIT-tag ̶ microchips pasivos, equipos de antenas y datalogger ̶ instalados en las propias escalas de peces, centrándose en los movimientos migratorios ascendentes de algunas de las principales especies ibéricas como son el barbo Ibérico (Luciobarbus bocagei), la boga del Duero (Pseudochondrostoma duriense) y trucha común (Salmo trutta). Las escalas de peces en las que se ha trabajado han sido del tipo “artesas o estanques sucesivos” y están localizadas en la cuenca del Duero.

Se ha observado que los ciprínidos ibéricos estudiados superan con éxito este tipo de estructuras y que tienen una capacidad de ascenso muy similar a la trucha, estando los tiempos de ascenso aproximadamente entre 4 y 37 minutos por metro de desnivel superado.

En el caso de diseños con más de un ramal de entrada para los peces, se ha comprobado que es una solución interesante para aumentar el porcentaje de éxito de ascenso gracias a la presencia de más de una vía de acceso, haciéndolas a su vez más económicas en comparación con otras opciones como la instalación de dos escalas.

También se ha analizado el efecto complejo que tienen variables ambientales como el caudal, la temperatura del agua o la presión atmosférica, así como la influencia de la longitud del pez en los movimientos migratorios.

Con todo esto, se espera que este trabajo sirva de apoyo metodológico en el desarrollo de futuras evaluaciones biológicas y los resultados reviertan en el diseño de nuevos pasos para peces y/o en la mejora de los existentes, con el fin último de recuperar las poblaciones piscícolas que habitan nuestros ríos.